Francia, Marsella, 31 de enero y 1 de febrero de 2014

Primer Encuentro regional europeo "La economía de los trabajadores"

Los días 31 de enero y 1 de febrero de 2014 se realizó en las instalaciones de Fralib, fábrica ocupada por sus trabajadores ubicada en Gémenos, sur de Francia, el primer Encuentro Europeo “La Economía de los Trabajadores”. Participaron alrededor de 200 personas, entre trabajadores de fábricas ocupadas y autogestionadas, activistas sindicales, sociales y políticos e intelectuales y académicos de 12 países de Europa y América Latina. De esta manera, el Encuentro Internacional que desde 2007 impulsa el Programa Facultad Abierta junto a otras organizaciones e instituciones de varios países pisa el viejo continente, llevando el debate y la experiencia hasta el momento centrada en América Latina a los países más afectados por la crisis global en Europa.
Es importante destacar que es la primera vez que se realiza el encuentro en una fábrica ocupada por sus trabajadores. Los obreros y obreras de Fralib, una planta de empaquetado y procesado de té y otras infusiones –abandonada y cerrada por la multinacional Unilever para llevarse la producción desde el sur de Francia hasta Polonia–, vienen desarrollando una lucha desde hace ya más de tres años por la recuperación de sus puestos de trabajo, apostando además por el modelo de autogestión, como ya hicieron más de 300 empresas recuperadas en Argentina y unas 400 en toda América Latina. Junto a ellos, estuvieron también trabajadores de dos experiencias italianas, Rimaflow de Milán y Officine Zero de Roma, de la griega Vio.Me y la francesa Pilpas, entre las que pueden ser catalogadas como casos de empresas recuperadas, y también miembros de colectivos cooperativos que promueven y practican la autogestión, como la Red de Colectivos Autogestionarios de Madrid, el Movimiento Prokret za Slobodu, de Serbia, miembros de organizaciones sindicales como la CNT y la CGT de España, la CGT y la Unión Sindical Solidaires franceses, o la FAU de Alemania y de grupos militantes e instituciones académicas.
La organización del Encuentro contó con la inestimable participación de los propios trabajadores de Fralib, de la Asociación Autogestión de Francia, el Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión español, la Red Workers Control. Net,  la Asociación Solidarité Provence Amerique du Sud (ASPAS) y miembros de Officine Zero y Rimaflow de Italia. Entre los que formaron parte de la organización de los anteriores encuentros internacionales participaron Celia Pacheco de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco de México y Flávio Chedid y Vanessa Sigolo de Brasil, además de Andrés Ruggeri. Director del programa Facultad Abierta.

Crisis europea e influencia latinoamericana:
Si los anteriores encuentros internacionales habían contado hasta el momento con poca participación europea, la decisión de hacer un encuentro regional en Marsella no sólo incrementó esa participación sino que reflejó el crecimiento de las luchas contra la precarización laboral y por la autogestión de los trabajadores al calor de la crisis que golpea a Europa, especialmente a los países del sur mediterráneo. Ese fue el eje de los debates del Encuentro europeo: cómo resistir a la crisis y recuperar la alternativa autogestionaria como un elemento central de esa resistencia, y que a la vez pueda plantearse como una alternativa a la economía neoliberal que impone sin pausa la globalización capitalista. Es así que el Encuentro logró articular un espacio de debate e intercambio entre diversas experiencias de países como Francia, España, Italia, Grecia y Serbia, entre otros, no sólo en términos teóricos sino también en base a las prácticas que distintos colectivos vienen implementando en la lucha contra la crisis.
Es aquí donde la experiencia latinoamericana de las empresas recuperadas y de otros movimientos sociales e incluso políticas de gobierno se conectan con las europeas. No por casualidad la primera mesa del Encuentro fue un debate sobre las empresas recuperadas y otros casos de autogestión y control obrero en países como Argentina, Brasil, Venezuela y México. En esta mesa expusieron trabajadores de empresas recuperadas argentinas, como Francisco Martínez, de Textiles Pigüé, junto con investigadores que apoyan los procesos de autogestión obrera en estos países, dando un panorama de base para poder comparar con los casos europeos que se expusieron en la segunda mesa. En ésta, trabajadores de Fralib y Pilpas, de Francia, contaron sus procesos junto a los griegos de Vio.Me, los italianos de Rimaflow y Officine Zero y los serbios del Movimiento Prokret za Slobodu, que si bien no es una empresa o fábrica recuperada u ocupada promueve las luchas por la autogestión en un país que formó parte del caso histórico más prolongado de experiencias autogestionarias, la ex Yugoslavia.
Las otras mesas debatieron las características de la resistencia a la crisis en Europa y en otros países donde hubo grandes movilizaciones recientes, el papel del sindicalismo y la lucha contra la precariedad laboral que está en la base del cierre de la mayor parte de las fábricas y empresas que actualmente protagonizan casos de recuperación o de luchas autogestionarias en Europa, así como en el origen de numerosos colectivos de jóvenes precarizados que se organizan para trabajar en forma colectiva. En ese sentido, las experiencias de los grupos de trabajadores precarios en Officine Zero de Italia y la Red de Colectivos Autogestionarios de Madrid aportaron su visión y su lectura a partir de su práctica, mientras que Lluis Rodrigues Algans, de la CNT y el ICEA del estados español, o José Luis Carretero, también del ICEA y Christian Mahieux, de la Union Sindial Solidaires, lo hicieron con respecto a la práctica y los desafíos de los sindicatos en esta etapa. Celia Pacheco Reyes, de México, por su parte, hizo un interesante panorama de la informalidad estructural del trabajo en un país como México.

Articulación para el futuro
La crónica de un Encuentro como este (al igual que los anteriores en Argentina, México y Brasil) no estaría completa sin mencionar que los debates y el intercambio encuentran un lugar de confraternización y profundización en los espacios informales que se abren por fuera de las mesas. A diferencia de los Encuentros Internacionales que tienen también un espacio para ponencias escritas, en el encuentro europeo hubo en cambio dos comisiones de trabajo en la que se intercambió y se esbozó la posibilidad de coordinar acciones entre las organizaciones participantes. Estas comisiones de trabajo fueron muy productivas: en una se trató la posibilidad de coordinar campañas de solidaridad e intercambio entre productos y servicios de las experiencias autogestionarias, y en la otra se planteó la necesidad y los primeros pasos para un proceso de investigación que sirva para determinar las empresas recuperadas y otros emprendimientos colectivos en el espacio europeo, a semejanza de los relevamientos hechos en Argentina y Brasil, buscando que el producto de ese trabajo sirva como insumo para la coordinación y la solidaridad.
Por último, hay que destacar el trabajo de los miembros de ASPAS que hicieron una comida latinoamericana (una feijoada brasilera) para más de 150 personas, a un precio solidario que fue donado al fondo solidario de los trabajadores de Fralib, y el trabajo encomiable y eficiente de los traductores y traductoras de la organización militante Babels, que posibilitaron que se pudiera desarrollar normalmente el encuentro en varios idiomas.
Con este Encuentro Europeo, el Encuentro Internacional “ La economía de los Trabajadores” dio un paso más en su consolidación como un espacio de debate y articulación internacional entre trabajadores, activistas e intelectuales en apoyo a los procesos de autogestión y lucha de la clase trabajadora para generar alternativas sociales y económicas al capitalismo global. Encuentros similares en América del norte, Central y el Caribe, por un lado, y América del sur, por el otro, se están preparando en México y Argentina para fines de 2014. El V Encuentro Internacional por su parte, se llevará a cabo en Venezuela en 2015.

 

Notas sobre el Encuentro:

Entrevista Andrés Ruggeri para Dnamo Press (Italia)

 

Asociación Autogestión (en francés):

Rencontres « L’économie des travailleurs » : un essai à transformer

Carta Maior (Brasil, en protugués):

"Experiências latino-americanas de recuperação de empresas por trabalhadores inspiram europeus"

Página 99 (en italiano):

"Voglia di autogestione, non è solo utopia"

Periódico Diagonal:

"Trabajadores y trabajadoras de fábricas autogestionadas se reúnen en Marsella"